Las mejores paradas a lo largo de la Ruta 66

Establecida en la década de 1920, la Ruta 66 fue una de las primeras carreteras de los Estados Unidos y sigue siendo una de más famosas del país. Éstas son las paradas imprescindibles para cualquier viaje a lo largo de ella.

Rosario Martínez

La Ruta 66 cuenta con lugares, realmente, impresionantes.
La Ruta 66 cuenta con lugares, realmente, impresionantes.

Si bien la Ruta 66 se eliminó oficialmente del sistema de carreteras de los Estados Unidos en 1985, todavía existen partes de la original y con un poco de planificación, los viajeros pueden visitar muchas de las mismas paradas escénicas y tiendas originales en el camino.

Muchos de estos lugares ahora son monumentos y museos, gracias a los esfuerzos de las sociedades históricas y las muchas personas que lucharon para mantener vivas sus ciudades. También hay muchos pueblos fantasmas que se pueden visitar, que no pudieron sobrevivir a los tiempos y finalmente fueron abandonados.

Todos ellos son grandes tesoros históricos por derecho propio y seguramente inspirarán a muchas generaciones venideras

A continuación, se presentan algunas de las mejores paradas imperdibles a lo largo de lo que queda de la Ruta 66, clasificadas por su legado continuo y estilo retro. Todos ellos son grandes tesoros históricos por derecho propio y seguramente inspirarán a muchas generaciones venideras. Son una parte esencial de cualquier viaje por carretera a lo largo de la histórica xarretera.

1. Gigante de Géminis, Wilmington, Illinois

A solo una hora en automóvil desde Chicago, donde comenzó la Ruta 66 original, en Wilmington, Illinois, se encuentra el Gigante de Géminis, una estatua de fibra de vidrio de 28 pies de altura, construida en la década de 1960, como un anuncio para el Launching Pa, un autocine temático.

El Gigante de Géminis se encuentra a solo una hora en coche de Chicago.
El Gigante de Géminis se encuentra a solo una hora en coche de Chicago.

Llamado así por las misiones espaciales Geminis, el gigante usa un casco de astronauta y sostiene un pequeño cohete en sus grandes manos. Es una de las muchas atracciones de la Ruta 66, ya que aparecieron muchas estatuas similares durante los años 60 y 70, pero sin duda es una de las más famosas.

2. Puente del arco iris, Riverton, Kansas

Construido en 1923, este puente que cruza Brush Creek es parte de las 11 millas de la Ruta 66 que atraviesa la esquina sureste de Kansas. Éste fue uno de los primeros tramos de la carretera que se pavimentó, lo que hace que esta sección sea muy especial.

Este puente fue construido en 1923.
Este puente fue construido en 1923.

El puente, que luce grandes letreros de la Ruta 66 pintados en el pavimento, es el lugar perfecto para tomar una foto memorable

Es el único puente de este tipo que aún existe de la antigua carretera, lo que lo convierte en una parada obligada. El puente, que luce grandes letreros de la Ruta 66 pintados en el pavimento, es el lugar perfecto para tomar una foto memorable.

3. Wigwam Village Motel, Holbrook, Arizona

Uno de los tres moteles restantes en la Ruta 66 de este tipo, el Wigwam Village Motel es posiblemente el mejor sitio. Realizado en 1950, está formado por quince tipis de acero y hormigón que han sido restaurados a lo largo de los años para mantener su encanto original. Todavía se usa como un motel en funcionamiento, y parte de la oficina principal se ha convertido en un museo con artículos de recuerdos de la Guerra Civil, artefactos nativos y coleccionables de la Ruta 66.

Wigwam Village Motel está formado por quince tipis de acero y hormigón.
Wigwam Village Motel está formado por quince tipis de acero y hormigón.

Varios automóviles antiguos también están estacionados alrededor de la propiedad, lo que se suma a su encanto.

4. Rancho Cadillac, Amarillo, Texas

El Rancho Cadillac fue creado por un grupo de hippies de San Francisco.
El Rancho Cadillac fue creado por un grupo de hippies de San Francisco.

Se alienta a los visitantes a agregar su marca a los vehículos, lo que lo convierte en una experiencia única para todas las edades

Quizás una de las atracciones más excéntricas de la Ruta 66, el Cadillac Ranch en las afueras de Amarillo, Texas, nunca es el mismo. El hito fue creado por Ant Farm, un grupo de hippies creadores de arte de San Francisco, y el multimillonario Stanley Marsh III. Una fila de diez Cadillacs semienterrados que fueron pintados originalmente por el grupo, pero que desde entonces han sido derribados y pintados con grafitis.

Se alienta a los visitantes a agregar su marca a los vehículos, lo que lo convierte en una experiencia única para todas las edades.

5. La Ballena Azul de Catoosa, Catoosa, Oklahoma

La famosa atracción Ballena Azul fue diseñada para disfrutarla en familia.
La famosa atracción Ballena Azul fue diseñada para disfrutarla en familia.

La Ballena Azul se construyó durante dos años y se completó en 1972. El autor, Hugh Davis, lo construyó como una sorpresa para su esposa, quien coleccionaba figuritas de ballenas. Originalmente destinada solo para ser disfrutado por su familia, decidió abrirla al público, llegando incluso a traer arena y construir mesas de picnic. Recientemente, fue restaurada y una vez más está abierto al público y es una parada nostálgica a lo largo de la Ruta 66.

6. Elmer's Bottle Tree Ranch, Oro Grande, California

Elmer's Bottle Tree Ranch asombra a los viajeros de la Ruta 66.
Elmer's Bottle Tree Ranch asombra a los viajeros de la Ruta 66.

Construido con tubos de metal y botellas de vidrio, este singular bosque de esculturas en miniatura fue creado por un hombre llamado Elmer Long, quien falleció en 2019. Esta colección de arte verdaderamente excéntrica pero encantadora, que ha seguido asombrando y asombra a los viajeros en la Ruta 66, ahora es administrada y mantenida por su familia.

Cada "árbol" tiene su estilo y está hecho de diferentes artículos, pero todos tienen botellas de vidrio

Cada "árbol" tiene su estilo y está hecho de diferentes artículos, pero todos tienen botellas de vidrio, muchas de ellas parte de una colección que Long comenzó con su padre.

7. Gasolinera Tower Conoco, Shamrock, Texas

Conocido como el "Taj Mahal de las gasolineras de Texas", este hermoso y extraño lugar fue construido en 1935. Originalmente destinado a ser tres edificios separados: una estación de servicio, una cafetería y una tienda minorista, solo se convirtieron en dos de los tres.

Esta clásica gasolinera  es una visita obligada en la Ruta 66.
Esta clásica gasolinera es una visita obligada en la Ruta 66.

Muchos de los refrescos son raros o difíciles de obtener, y todos están disponibles para su compra. Este es lugar perfecto para saciar la sed, descansar y relajarse.

8. Pops 66 Soda Ranch, Arcadia, Oklahoma

Una de las paradas más populares a lo largo de la Ruta 66 es Pops 66, conocida por tener una botella de refresco de neón de 66 pies de alto afuera. Con más de 700 tipos diferentes de botellas de refrescos que se alinean en sus paredes, esta parada cuenta con una tienda, un restaurante y una gasolinera.

Esta popular parada tiene más de 700 tipos diferentes de refrescos.
Esta popular parada tiene más de 700 tipos diferentes de refrescos.

Muchos de los refrescos son raros o difíciles de obtener, y todos están disponibles para su compra. Este es lugar perfecto para saciar la sed, descansar y relajarse.

9 Delgadillo's Snow Cap Drive-In, Seligman, Arizona

Construido con madera de desecho en 1953, este peculiar autocine nunca se ha tomado a sí mismo demasiado en serio. Conocido por su genuina hospitalidad y orgullo de pueblo pequeño, el restaurante también es famoso por sus juegos de palabras y bromas.

Este peculiar lugar es conocido por su genuina hospitalidad.
Este peculiar lugar es conocido por su genuina hospitalidad.

Las paredes interiores y el techo son una colección de artículos, imágenes y calcomanías, lo que lo convierte en un punto de referencia único y querido tanto para los viajeros como para los lugareños. Sigue siendo de propiedad familiar, operado por el hijo de su creador, y todavía sirve muchas hamburguesas y risas.

10. Tucumcari, Nuevo México

Viejo coche blanco aparcado frente a una tienda en Tucumcari.
Viejo coche blanco aparcado frente a una tienda en Tucumcari. Foto: IStock.

Aunque la ciudad tiene una rica historia fuera de su conexión con la Ruta 66, Tucumcari aún conserva muchos de sus antiguos negocios y lugares emblemáticos de los mejores días de la carretera. La ciudad única es una mezcla de lo antiguo y lo nuevo, y aún se mantiene en contacto con sus conexiones con la Ruta 66. Por eso, es la mejor parada para cualquiera que viaje por la carretera histórica. Hay una cantidad infinita de diversión y entretenimiento para encontrar.

Fuente: Thetravel.com

Archivado en:

Nuestros destacados