Misterios y maravillas del hammam

En culturas de todo el mundo, los baños se toman no solo para limpiarse, sino también como una forma de relajación, reunión social y, en ocasiones, como parte de una experiencia religiosa. Ningún lugar ejemplifica esto a la perfección como el hammam.

Francisco Moral

Selimiye Hammam es un baño otomano histórico tradicional en Estambul.
Selimiye Hammam es un baño otomano histórico tradicional en Estambul.

El hammam, la versión turca de una casa de baños de vapor pública romana, ha tenido una larga y colorida historia desde su primera existencia en el año 600 d.C. Comúnmente conocido como baño turco, se adaptó desde sus orígenes y evolucionó hasta tener una presencia importante en la sociedad turca con numerosos de ellos ubicados en casi todas las ciudades y pueblos del país.

Históricamente, el hammam era un lugar frecuentado diariamente por ciudadanos para socializar con familiares y amigos, mientras disfrutaban de las actividades de limpieza y relajación de este lugar, utilizado también en ocasiones especiales, como el primer baño de un bebé.

Muchos construidos hace siglos, ahora se consideran obras de arte arquitectónicas y siguen siendo un testimonio de la importancia de éste en la sociedad turca

El interior de un hammam, a menudo, refleja la arquitectura otomana, con su uso de grandes arcos, tallas intrincadas, accesorios de mármol y un laberinto de habitaciones y salidas para permitir que los bañistas se muevan libremente dentro y fuera del edificio. Muchos construidos hace siglos, ahora se consideran obras de arte arquitectónicas y siguen siendo un testimonio de la importancia de éste en la sociedad turca.

Por otro lado, es importante señalar que los hammams no son experiencias exclusivamente de este país, ya que también han surgido variaciones en otras sociedades árabes, más significativamente en Marruecos, que al igual que ocurre en Turquía, éstos también están ampliamente disponibles en todas las ciudades.

La  existencia del hammam se remonta al año 600 d.C.
La existencia del hammam se remonta al año 600 d.C.

Características del hammam tradicional

Como los hammams se construían para servir a las masas, de ninguna manera son establecimientos diminutos. Durante el reinado de los otomanos, éstos se edificaron con los materiales más opulentos y como edificios grandiosos y extensos para reflejar la magnitud y la prosperidad del Imperio Otomano.

La característica más distintiva de un hammam tradicional es el techo en forma de cúpula que tiene pequeñas ventanas individuales en forma de círculo o estrella

La característica más distintiva de un hammam tradicional es el techo en forma de cúpula que tiene pequeñas ventanas individuales en forma de círculo o estrella. Esta elección de edificio única tiene un propósito práctico, ya que las ventanas iluminan varias de sus secciones con un brillo suave y natural de la luz del día, lo que hace que éstos sean etéreos.

Últimamente, han recibido un renovado interés por parte de los turistas, intrigados por su historia, arquitectura y antiguos métodos de curación, haciendo del hammam algo imprescindible en cualquier viaje a Turquía y Marruecos.

Qué encontrar en un hammam

Cuando se visita un hammam, especialmente los públicos, hay que prepararse para compartir un espacio, donde el código de vestimenta puede ser solo una toalla delgada o un pesthemal.

En la habitación cálida, los bañistas se relajan en una plataforma calentada y empiezan a sudar mientras el vapor los cubre continuamente.
En la habitación cálida, los bañistas se relajan en una plataforma calentada y empiezan a sudar mientras el vapor los cubre continuamente. Foto: IStock.

Sin embargo, hay que destacar que tienen áreas separadas para hombres y mujeres y lo mejor es que no hay límite de tiempo y se puede permanecer todo el que se necesite para lograr la máxima relajación.

Un viaje a través de un hammam significa pasar por una serie de salas diferentes. Comenzando primero en la habitación cálida, los bañistas se relajan en una plataforma calentada y empiezan a sudar mientras el vapor los cubre continuamente.

Hay diferencias entre cómo se calientan los hammams turcos y marroquíes, lo que brinda a los bañistas una experiencia ligeramente variada

En este sentido, es importante apuntar que hay diferencias entre cómo se calientan los hammams turcos y marroquíes, lo que brinda a los bañistas una experiencia ligeramente variada. Mientras que los primeros lo hacen únicamente con vapor caliente y seco que circula por la habitación, el calor en un baño marroquí se genera a través del agua caliente que corre a través de los grifos, las paredes y los suelos, lo que crea una experiencia de baño de vapor más sutil.

Los marroquíes usan jabón negro orgánico espeso hecho de cáscaras de aceitunas negras, en lugar de una espuma jabonosa en un turco.

Aunque los hammams han existido en estos países durante siglos, también se han mantenido con el tiempo y han evolucionado. Muchos hoy en día brindan servicios de spa modernos, como masajes de otras culturas, tratamientos faciales personalizados y tratamientos para el cabello, para agregar al baño de vapor tradicional. A su vez, los spas de lujo también han adoptado los principios de estos espacios, creando experiencias modernas y lujosas de baño de vapor con servicios de spa complementarios.

Aunque los hammams se han mantenido con el tiempo, han evolucionado mucho.
Aunque los hammams se han mantenido con el tiempo, han evolucionado mucho. Foto: IStock.

Hammam turcos

Un viaje a Turquía no estaría completo sin una visita al famoso Cagaloglu Hamami. Construido hace casi 300 años, es el último edificado durante el Imperio Otomano y sus instalaciones palaciegas han sido disfrutadas por la realeza, destacados políticos y estrellas de cine.

Éste continúa atrayendo a miles de visitantes, atraídos por su arquitectura e interiores otomanos distintivos. Además del autoservicio, los visitantes también pueden esperar tratamientos justo debajo de la gran cúpula, con luz natural que se filtra suavemente a través de sus ventanas circulares.

Cagaloglu Hamami atrae a miles de visitantes, atraídos por su arquitectura e interiores otomanos distintivos.
Cagaloglu Hamami atrae a miles de visitantes, atraídos por su arquitectura e interiores otomanos distintivos.

Para un toque de historia con un toque moderno, merece la pena acudir a Ayasofya Hurrem Sultan Hamami, ubicado entre los sitios históricos de la Mezquita Azul y Hagia Sophia. Construido alrededor de 1557 d. C. para la esposa de un sultán, este hammam fue uno de los primeros en tener secciones para hombres y mujeres y se usó como baño público hasta que se cerró en 1910. Reabierto desde 2011, ha mantenido su diseño y estructura, a la vez que ha introducido nuevos elementos como un restaurante y una cafetería. Este hammam renovado ofrece una variedad de paquetes de baño y masajes no tradicionales, como la reflexología podal

Hammams marroquíes

El elegante Royal Mansour Spa, parte del Royal Mansour Marrakech, muestra las complejidades de la artesanía y la arquitectura marroquíes, creando un ambiente de majestuosidad y misterio. Comenzando con una recepción en el sorprendente atrio de hierro blanco, que recuerda a una jaula de pájaros, se ofrece a los huéspedes tratamientos personalizados para mejorar la salud y el bienestar. Con sus suelos de mármol, piscinas lánguidas y chorros de luz que fluyen a través de los arcos, este hammam es un santuario para el cuerpo y la mente.

El Royal Mansour Spa muestra las complejidades de la artesanía y la arquitectura marroquíes.
El Royal Mansour Spa muestra las complejidades de la artesanía y la arquitectura marroquíes.

Asimismo, el spa Mamounia, en el hotel de ultra lujo La Mamounia, en Marrakech, combina líneas limpias y modernas con características y acentos marroquíes tradicionales. Éste invita a experimentar los tratamientos de bienestar en su forma más sofisticada en un paraíso de lujo.

Fuente: World Travel.

Archivado en:

La Mezquita Azul de Estambul, uno de los lugares más famosos de Turquía.

Relacionado

Diez lugares y experiencias imprescindibles en Turquía

Marruecos es un país con rincones fascinantes.

Relacionado

Marruecos y sus 15 atracciones turísticas imprescindibles

Nuestros destacados