Noruega y sus sitios patrimonio de la UNESCO

Desde antiguos petroglifos, hasta poderosos paisajes de fiordos y los primeros sitios industriales: nueve monumentos y áreas de Noruega están incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO de los sitios naturales y culturales más importantes del mundo. Todos ellos merecen una visita.

Vicente Alcaíde

Los fiordos del oeste de Noruega son Patrimonio Mundial de la UNESCO.
Los fiordos del oeste de Noruega son Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Una función importante de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) es la conservación de la naturaleza y las construcciones que no solo son importantes para la historia humana, sino que también se consideran insustituibles.

Para seleccionar estos lugares, la institución se basa en diez criterios que van desde la innovación y la importancia histórica hasta la naturaleza única.

En 1979, Bryggen, en Bergen, fue catalogado como el primer sitio en Noruega del Patrimonio Mundial

Estos sitios del Patrimonio Mundial se encuentran en todo el mundo. En este momento, hay más de 1.000, que cubren todo, desde construcciones icónicas hechas por el hombre como la Gran Muralla China, la Ópera de Sydney y las pirámides de Egipto hasta gigantescos parques nacionales, asentamientos históricos y diferentes paisajes culturales y naturales.

En 1979, Bryggen, en Bergen, fue catalogado como el primer sitio en Noruega del Patrimonio Mundial. El sitio del patrimonio industrial de Rjukan-Notodden se agregó a la lista de la UNESCO en 2015.

Aquí están las nueve maravillas naturales y culturales de Noruega, que bien merecen una visita.

1. Bryggen, Bergen

Los hermosos edificios de madera que dan a la bahía Vågen siguen siendo uno de los puntos de encuentro centrales de Bergen hasta el día de hoy. El área se remonta a 1070, cuando la ciudad fue fundada por el rey Olaf III, conocido como Olav Kyrre. Alrededor de 1200, Bergen se convirtió en un centro económico y administrativo en Noruega, con Bryggen como un creciente centro de comercio.

Alrededor de 1200, Bergen se convirtió en un centro económico y administrativo en Noruega, con Bryggen como un creciente centro de comercio.
Alrededor de 1200, Bergen se convirtió en un centro económico y administrativo en Noruega, con Bryggen como un creciente centro de comercio.

Desde mediados del siglo XIII hasta mediados del siglo XVIII, fue la sede de la Liga Hanseática, una confederación comercial en la que Alemania y Noruega (entre otros) intercambiaban bienes como pescado seco, sal, cerveza, joyas y cereales. Este fue un período fértil para el intercambio cultural también y, debido a ello, los residentes de la ciudad occidental han interiorizado varias palabras y expresiones alemanas.

Bryggen ha estado protegido localmente desde 1927, y todavía es posible sentir el ambiente histórico al pasar por los edificios ligeramente inclinados

El área ha tenido grandes incendios a lo largo de la historia, el último en 1955, pero Bryggen ha estado protegido localmente desde 1927, y todavía es posible sentir el ambiente histórico al pasar por los edificios ligeramente inclinados.

2. Iglesia de madera de Urnes

Entre las construcciones de madera más antiguas del mundo aún intactas se encuentran las iglesias de madera, la mayoría de las cuales se encuentran en Noruega. En la época medieval, había entre 1.000 y 2.000 en todo el país. Hoy, solo quedan 28. La más antigua de todas es probablemente la iglesia de madera de Urnes, en el área de Sognefjord, que los expertos creen que es la cuarta construida en este lugar en particular en 1140.

La iglesia de madera de Urnes está abierta al público todos los días y es posible solicitar una visita guiada.
La iglesia de madera de Urnes está abierta al público todos los días y es posible solicitar una visita guiada.

La iglesia, de estilo románico, no sólo destaca por su antigüedad, sino también por sus tallas señoriales y su buen estado de conservación. Las duelas que soportan la estructura están profusamente decoradas y las tallas representan motivos como crucifijos, criaturas mitológicas y ornamentos en forma de plantas.

La iglesia de madera de Urnes está abierta al público todos los días y es posible solicitar una visita guiada. Ha sido propiedad del National Trust of Norway desde 1881 y se agregó a la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1980.

3. Fiordos del oeste de Noruega: Geirangerfjord y Nærøyfjord

Los únicos sitios noruegos de la UNESCO basados ​​únicamente en criterios naturales son el fiordo Geirangerfjord y el fiordo Nærøyfjord, ambos destacados como ejemplos principales del paisaje único del fiordo y descritos por la organización como "belleza natural excepcional".

La UNESCO dice de los fiordo que son de una belleza natural excepcional.
La UNESCO dice de los fiordo que son de una belleza natural excepcional.

Además de la impresionante naturaleza donde los glaciares y las cascadas se encuentran con fiordos resplandecientes y montañas espectaculares, el paisaje cultural, a menudo caracterizado por antiguas granjas y dependencias, agrega una dimensión adicional a la zona. 

Los fiordos fueron catalogados por la UNESCO en 2005.

4. Ciudad Minera de Røros y la Circunferencia

En 1980, la ciudad minera de Røros fue inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. 333 años de minería y agricultura urbana habían creado una ciudad totalmente única en las llanuras montañosas.

El pueblo minero conserva gran parte de su carácter original, a través de su diseño de calles del 1600 y las casas de madera de los años 1700 y 1800. La naturaleza de la zona es hermosa y aislada, con viejos canales de troncos que proporcionan una ruta para remar entre los lagos.

La ciudad minera de Røros fue inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1980.
La ciudad minera de Røros fue inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1980.

En 2010, el sitio del Patrimonio Mundial se amplió para incluir el área circundante, que se llama la Circunferencia. La base para ello fue el importante testimonio que brinda este lugar sobre cómo transcurrieron las operaciones mineras y cómo los habitantes se adaptaron al terreno montañoso, la naturaleza local y el clima frío.

5. Arte Rupestre de Alta

Entre los sitios del Patrimonio Mundial creados por el hombre en Noruega, el más antiguo, con diferencia, se encuentra en la parte más septentrional del país. Su edad exacta es un tema de discusión entre los estudiosos, pero los petroglifos y las pinturas rupestres en Alta, en Finnmark, tienen una antigüedad estimada de 4.000 a 6.000 años, lo que los convierte en los más importantes de la vida temprana de cazadores-recolectores en el norte.

Este sitio Patrimonio Mundial se encuentra en la parte más septentrional del país.
Este sitio Patrimonio Mundial se encuentra en la parte más septentrional del país.

Incluye más de 6.000 tallas y 50 pinturas rupestres, y los motivos van desde figuras de animales y humanos hasta imágenes religiosas y formas geométricas. La mayor cantidad de petroglifos se encuentra en Hjemmeluft, donde los senderos y guías para caminar facilitan la inmersión en esta era única de la vida del norte.

La extensión real de los petroglifos no se descubrió hasta 1973, y fueron incluidos en la lista de la UNESCO doce años después, en 1985

La extensión real de los petroglifos no se descubrió hasta 1973, y fueron incluidos en la lista de la UNESCO -calificados como "un testimonio excepcional" de "alta calidad artística"- doce años después, en 1985.

6. Vegaøyan

Un total de 6.500 islas, islotes y arrecifes de la costa de Helgeland conforman las islas Vega, que se incluyeron en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2004. En esta área, se sentaron las bases para la nación marítima moderna, cuando se establecieron los primeros asentamientos hace más de 10.000 años. Para sobrevivir, la gente aquí tenía que ser ingeniosa.

Vegaøyan ha sido declarado Destino Sostenible.
Vegaøyan ha sido declarado Destino Sostenible.

Cuando esta comunidad pesquera del norte de Noruega fue declarada patrimonio de la humanidad, la UNESCO declaró: “Las islas dan testimonio de un estilo de vida frugal distintivo, basado en la pesca y la recolección del plumón de los patos eider, en un entorno inhóspito. El archipiélago de Vega refleja la forma en que los pescadores/agricultores, durante los últimos 1.500 años, han mantenido una vida sostenible y la contribución de las mujeres a la recolección de edredones”.

El periódico británico “The Guardian” ha clasificado a Vega entre las 20 gemas insulares por descubrir del mundo

En los tiempos modernos, el archipiélago ha sido galardonado con la etiqueta de Destino Sostenible, y el periódico británico “The Guardian” ha clasificado a Vega entre las 20 gemas insulares por descubrir del mundo. La abundante vida animal incluye más de 230 especies de aves diferentes.

7. Arco geodésico de Struve

Un proyecto internacional iniciado por el astrónomo alemán Friedrich Georg Willhelm von Struve en 1845, el arco geodésico de Struve, tenía como objetivo mapear la forma y el tamaño de la Tierra, midiendo la distancia desde Hammerfest, en Noruega, hasta el Mar Negro. Se colocaron un gran número de puntos de medición a lo largo de casi 3.000 kilómetros a través de Noruega, Suecia y Rusia.

Este proyecto fue el primero de carácter internacional en el que participó Noruega como nación.
Este proyecto fue el primero de carácter internacional en el que participó Noruega como nación.

En este país, los puntos geodésicos de Struves se pueden encontrar en cuatro lugares: Meridianstøtten, en Fuglenes en Hammerfest, y las cimas de las montañas Lille-Raipas/Unna Ráipásaš, en Alta; Luvddiidčohkka (Lodiken), en Kautokeino, y Bealjášvárri/Muvravárri, en Kautokeino. El primero es una atracción particularmente popular y única, así como el más septentrional.

Estos puntos de medición fueron catalogados como Patrimonio de la Humanidad en 2005, junto con 32 más en otros países

El proyecto duró casi 40 años y fue el primero de carácter internacional en el que participó Noruega como nación. Estos puntos de medición fueron catalogados como Patrimonio de la Humanidad en 2005, junto con 32 más en otros países.

8. Sitio del patrimonio industrial de Rjukan-Notodden

Las ciudades industriales de Rjukan y Notodden son la incorporación más reciente de Noruega a los sitios del Patrimonio Mundial. Se incluyó en la lista de la UNESCO en 2015, y el príncipe heredero noruego Haakon marcó la ocasión en una ceremonia oficial en 2018.

Presas, túneles, centrales eléctricas, ferrocarriles y transbordadores son artefactos restantes de una aventura industrial que se desarrolló en la dramática naturaleza noruega

En este lugar, se llevó a cabo un trabajo pionero a principios del siglo XX, ya que la transición de la energía industrial del carbón a la hidroeléctrica jugó un papel importante en lo que se conoce como “la segunda revolución industrial” en el norte de Europa.

Rjukan–Notodden es la más reciente incorporación a los sitios del Patromonio Mundial de Noruega.
Rjukan–Notodden es la más reciente incorporación a los sitios del Patromonio Mundial de Noruega.

Presas, túneles, centrales eléctricas, ferrocarriles y transbordadores son artefactos restantes de una aventura industrial que se desarrolló en la dramática naturaleza noruega.

Las centrales eléctricas más grandes de su tiempo estaban ubicadas en el remoto valle de Vestfjorddalen, al oeste de Rjukan. El sistema de transporte desarrollado aquí también contribuyó a un estándar internacional para las operaciones de ferrocarriles eléctricos.

9. Música y danza tradicional en Setesdal

A solo 50 kilómetros al norte de Kristiansand, en el sur de Noruega, se encuentra el exuberante valle interior de Setesdal, una región famosa por la preservación de sus antiguas costumbres y tradiciones. La música y las danzas folclóricas aquí han sido incluidas en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.

La música y las danzas folclóricas aquí han sido incluidas en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.
La música y las danzas folclóricas aquí han sido incluidas en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.

Éstas se entrelazan con la vida cotidiana y aún se transmiten de generación en generación. Los instrumentos más comunes son el violín Hardanger y el arpa de mandíbula, y las melodías son en su mayoría de baile.

Los estilos vocales tradicionales incluyen kveding y stevjing, este último utilizando una forma poética de cuatro líneas a menudo interpretada por dos o más cantantes, como un diálogo de llamada y respuesta.

Fuente: Visit Norway.

Archivado en:

Los mejores vídeos