Ocho cosas que hacer y ver en Nápoles

La CNN ha catalogado a Nápoles como uno de los mejores destinos turísticos del mundo para 2022. Su singularidad, características inimitables, carácter genuino y atmósfera mágica le han valido este lugar de honor.  Conoce las ocho cosas que ver y hacer en esta ciudad.

Rocío Soler

Nápoles es una ciudad maravillosa y llena de vida.
Nápoles es una ciudad maravillosa y llena de vida.

 “Vea Nápoles y muera”, dice el refrán, lo que significa que una vez que se haya visto la ciudad se habrá visto todo.

Sin embargo, muchos turistas que la visitan se van sin conocer realmente la ciudad. A menudo utilizada como escala para viajes a Pompeya y la costa de Amalfi, Nápoles puede ser abrumadora para los visitantes primerizos que no están preparados para su ambiente ruidoso y animado.

Visitar los destinos que muestran su carácter único es esencial para apreciar la ciudad. Aquí hay una lista de ocho lugares que ayudarán a cualquier turista a conocer Nápoles y verla como lo hacen los lugareños.

1. Vía Toledo

Via Toledo, una agradable calle comercial que atraviesa el centro de la ciudad de Nápoles, ofrece una cálida introducción a la vida napolitana.

Vía Toledo atraviesa el centro de la ciudad.
Vía Toledo atraviesa el centro de la ciudad.

Es amplia y abierta, rodeada de escaparates, cafeterías y heladerías. Siempre está llena de bulliciosas multitudes de napolitanos, talentosos músicos callejeros y artistas. Piazza Dante, ubicada a lo largo de Vía Toledo, alberga mercados callejeros regulares donde los turistas pueden encontrar recuerdos artesanales, ingredientes de recetas y accesorios de ropa.

Para viajes de varios días a Nápoles, es buena ideal alojarse en los alrededores de Vía Toledo, ya que es un punto de partida conveniente para explorar las principales atracciones de Nápoles

Para viajes de varios días a Nápoles, es buena ideal alojarse en los alrededores de Vía Toledo, ya que es un punto de partida conveniente para explorar las principales atracciones de Nápoles: Galleria Umberto I, una galería abierta inspirada en la Galleria Vittorio Emanuele II de Milán; el Teatro di San Carlo, el colorido distrito Quartieri Spagnoli, la Piazza del Plebiscito, la plaza más grande de Nápoles y, por supuesto, el Lungomare.

2. El Lungomare

Nápoles es una ciudad costera, y la vista desde su paseo marítimo, o Lungomare, es espectacular.

El Lungomare es un lugar imprescindible en una visita a Nápoles.
El Lungomare es un lugar imprescindible en una visita a Nápoles.

El Lungomare no solo ofrece deslumbrantes vistas del monte Vesubio y las islas de Capri e Ischia, sino que los músicos callejeros y los vendedores de comida hacen que la experiencia sea animada y emocionante. El camino siempre está lleno de napolitanos felices caminando con amigos y seres queridos. El Lungomare es especialmente romántico por la noche, con el mar reflejando las luces de la ciudad y la luna sobre el Monte Vesubio.

3. Castel dell'Ovo

Mientras se camina por Lungomare, es imprescindible hacer una parada en Castel dell'Ovo, el castillo más antiguo de Nápoles.

Castel dell'Ovo es el castillo más antiguo de Nápoles.
Castel dell'Ovo es el castillo más antiguo de Nápoles.

Construido en el siglo XII, el poeta Virgilio escribió que hay un huevo mágico enterrado dentro de los muros del castillo. Si se rompe, la ciudad de Nápoles estará condenada a la destrucción (de ahí el nombre de “Castillo del Huevo”). Incluso sin su encantador mito, Castel dell'Ovo es uno de los destinos más populares de Nápoles.

La azotea es el lugar perfecto para ver la puesta de sol, con vistas al agua y los coloridos edificios que abrazan el Lungomare

La entrada al castillo es gratuita para el público y cada piso ofrece vistas pintorescas de Nápoles y el mar. La azotea es el lugar perfecto para ver la puesta de sol, con vistas al agua y los coloridos edificios que abrazan el Lungomare.

4. Spaccanapoli

Para aquellos que quieran experimentar Nápoles de cerca y en un nivel personal, lo mejor es aventurarse en el Centro Storico (centro histórico) y dar un paseo por Spaccanapoli.

Spaccanapoli es una calle larga, recta y famosamente estrecha que divide el Centro Storico. El Centro Storico es un laberinto de adoquines de cafés, tiendas de ropa, galerías de arte y restaurantes, con Spaccanapoli como punto de referencia. Esta área es animada, concurrida e innegablemente emocionante.

Spaccanapoli es el punto de referencia del Centro Storico.
Spaccanapoli es el punto de referencia del Centro Storico.

Los turistas pueden encontrar cualquier recuerdo imaginable, desde panderetas pintadas con el monte Vesubio hasta cafeteras Moka y cabezas movibles del Papa Francisco.

Se puede aprender sobre el arte napolitano de "Presepio", miniaturas cuidadosamente elaboradas que representan escenas desde la vida de la ciudad antigua hasta la Natividad

En Via San Gregorio Armeno, se puede aprender sobre el arte napolitano de "Presepio", miniaturas cuidadosamente elaboradas que representan escenas desde la vida de la ciudad antigua hasta la Natividad. Este es el lugar para comprar un cornicello, el mejor recuerdo de Nápoles. Se dice que este pequeño cuerno rojo, protege contra la mala suerte.

5. Sorbillo

La regla más importante para visitar Nápoles: no te vayas sin comer pizza.

Como cuna de la pizza, Nápoles está repleta de excelentes pizzerías. Gino e Toto Sorbillo, una de las pizzerías más famosas y reconocidas del mundo, está ubicada en el Centro Storico, en Via dei Tribunali.

Gino e Toto Sorbillo es una de las pizzerías más famosas y reconocidas del mundo.
Gino e Toto Sorbillo es una de las pizzerías más famosas y reconocidas del mundo.

Fundada en 1935 y, actualmente, dirigida por la superestrella de la pizza, Gino Sorbillo, éste es un restaurante galardonado con una estrella Michelin con precios asequibles.

Antes de que Sorbillo abra, multitudes de turistas hambrientos y amantes de la comida pululan por Via dei Tribunali, ansiosos por probar la que muchos creen que es la mejor pizza del mundo

El único inconveniente de cenar en Sorbillo es las colas: antes de que Sorbillo abra, multitudes de turistas hambrientos y amantes de la comida pululan por Via dei Tribunali, ansiosos por probar la que muchos creen que es la mejor pizza del mundo.

Aunque Sorbillo en Via dei Tribunali es la pizzería original, hay varios otros lugares de Sorbillo repartidos por Nápoles.

6. Castillo de San Telmo

Para bajar las calorías de comer pizza, lo mejor es aventurarse por el distrito de Quartieri Spagnoli hasta el Castillo de San Telmo.

El Castillo de San Telmo ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad.
El Castillo de San Telmo ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad.

Desde Via Toledo, la caminata toma alrededor de 30 minutos y es completamente cuesta arriba. Si no se quiere caminar, una buena opción es coger el funicular que recorre las colinas de Nápoles.

La vista de Nápoles desde aquí puede ayudar a los turistas a orientarse y comprender el diseño de la ciudad, mientras disfrutan de un paisaje impresionante

La cima de la colina ofrece vistas espectaculares de Nápoles desde arriba. No solo se ve el Monte Vesubio y la costa de la ciudad, también la línea profunda de Spaccanapoli que atraviesa el Centro Storico. La vista de Nápoles desde aquí puede ayudar a los turistas a orientarse y comprender el diseño de la ciudad, mientras disfrutan de un paisaje impresionante.

7. Vía Chiaia

La vida nocturna en Nápoles varía de una plaza a otra. Si bien es animada y salvaje en el Centro Storico, a lo largo del Lungomare y en el distrito circundante de Chiaia, es serena y romántica.

El distrito circundante de Chiaia es sereno y romántico.
El distrito circundante de Chiaia es sereno y romántico.

Partiendo de Via Toledo y conduciendo al distrito de Chiaia, Via Chiaia es conocida por su ambiente exclusivo y sus bares de aperitivos. Ésta mantiene la atmósfera enérgica de Nápoles, pero con un toque de refinamiento. Para aquellos que necesitan un descanso del ruidoso ajetreo y el bullicio de Via Toledo, lo mejor es dar un paseo por Via Chiaia.

8. Plaza Bellini

Los jóvenes napolitanos son muy asiduos de la  Piazza Bellini.
Los jóvenes napolitanos son muy asiduos de la Piazza Bellini.

Piazza Bellini, por otro lado, es joven y moderna. Salpicada de naranjos y caracterizada por sus numerosos bares, rodea un sitio de ruinas romanas. Por la noche, los jóvenes napolitanos se vienen aquí a tomar un Spritz o Peroni.

Estos rincones son imprescindibles para cualquier viajero o turista que quiera conocer la ciudad, la cultura y el paisaje de Nápoles

Nápoles es una ciudad maravillosa y llena de vida llena de sitios para ver, pero sin un itinerario, comprender la ciudad puede ser abrumador. Estos rincones son imprescindibles para cualquier viajero o turista que quiera conocer la ciudad, la cultura y el paisaje de Nápoles.

Fuente: Wanted in Rome.

Archivado en:

Nuestros destacados