Tres increíbles recorridos para hacer a pie en Jerusalén

El escritor Arnold Slyper recomienda sus tres paseos favoritos por Jerusalén, con los que poder apreciar toda la belleza e historia que atesora esta mágica y enigmática ciudad.

Meritxell Bernal

Panorámica de Jerusalén, con el muro de las lamentaciones al fondo.
Panorámica de Jerusalén, con el muro de las lamentaciones al fondo.

No hay dudas de que para apreciar plenamente la belleza, historia, geografía y relación con la Biblia de Israel la mejor forma es recorrer sus lugares más emblemáticos a pie.

El escritor Arnold Slyper emigró a Israel desde Pensilvania hace siete años y medio y comenzó a explorar Jerusalén y sus alrededores. “Todo empezó como una aventura divertida pero rápidamente se convirtió en algo más cuando comencé a escribir acerca de mis viajes”, afirma en la web Israel21c.

Esos escritos se convirtieron en la base de un libro, que recientemente publicó y que se ha convertido en un texto turístico popular de superventas sobre la capital del país

Esos escritos se convirtieron en la base del libro “In and Around Jerusalem for Everyone: The Best Walks, Hikes and Outdoor Swimming” (“En y alrededor de Jerusalén para todos: las mejores caminatas a pie, excursiones y natación al aire libre”), que recientemente publicó y que se ha convertido en un texto turístico popular de superventas sobre la capital del país.

Estos son tres de los paseos favoritos por Jerusalén del escritor.

1. Descubriendo el Barrio Judío

Este paseo circular por el Barrio Judío está armado en torno a sus sinagogas. Muchas de ellas tienen cientos de años y, a partir de sus historias, es posible construir la propia del asentamiento judío en la Ciudad Vieja de Jerusalén durante los últimos 750 años.

La sinagoga Yohanan ben Zakai en la Ciudad Vieja fue la primera de las cuatro sinagogas sefardíes,
La sinagoga Yohanan ben Zakai en la Ciudad Vieja fue la primera de las cuatro sinagogas sefardíes.

La historia comienza en 1267 d.C., cuando el famoso erudito, filósofo y comentarista bíblico español el rabino Moisés ben Najman (conocido como Najmánides o Ramban) llegó con 72 años a una ciudad que había sido devastada por los tártaros.

Imperturbable, el religioso dio los primeros pasos para el desarrollo del Barrio Judío.

La caminata comienza en el estacionamiento norte (privado) del Barrio Judío en la Plaza Tiferet Ierushalaim y la primera parada son las Cuatro Sinagogas Sefardíes interconectadas construidas entre los años 1600 y 1700

La caminata comienza en el estacionamiento norte (privado) del Barrio Judío en la Plaza Tiferet Ierushalaim y la primera parada son las Cuatro Sinagogas Sefardíes interconectadas construidas entre los años 1600 y 1700.

La sinagoga Yohanan ben Zakai en la Ciudad Vieja fue la primera de las cuatro sinagogas sefardíes, y fue erigida a principios del siglo XVII, después de que las autoridades turcas cerraran la sinagoga de Ramban. Hoy sigue activa.

Posteriormente, hay que dirigirse a la Sinagoga de Ramban. La original estaba en las ruinas de un edificio abandonado en el Monte Sion.

Interior de la actual Sinagoga Ramban.
Interior de la actual Sinagoga Ramban.

La actual fue, durante un tiempo, la única sinagoga en la Ciudad Vieja para los feligreses sefardíes y asquenazíes. Fue cerrada por los turcos en 1589, debido a su proximidad a una mezquita (que todavía está allí) y no fue reabierta hasta después de la Guerra de los Seis Días en 1967.

Luego, el camino lleva a visitar la Sinagoga Hurva, que también se puede recorrer de camino a la sinagoga Menájem Zion. Mucha gente ama a este edificio histórico porque está en un nivel más alto que la calle.

Este fue el lugar donde estaba la primera sinagoga de la comunidad Askenazi. Fue reconstruido por seguidores de Vilna Gaón a principios del siglo XIX.

La sinagoga Hurva, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, se terminó en 1875.
La sinagoga Hurva, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, se terminó en 1875.

Con el tiempo, se volvió demasiado pequeña para la creciente comunidad y la Sinagoga Hurva fue construida en 1875 como el templo principal. Todas estas sinagogas fueron parcial o totalmente destruidas por los jordanos, después de la Guerra de Independencia de 1948 y fueron reconstruidas, tras la Guerra de los Seis Días, cuando Jerusalén fue reunificada.

“Ancianos y ancianas se sentarán una vez más en las calles de Jerusalén, cada uno con su bastón en la mano debido a la edad avanzada, y las calles de la ciudad se llenarán con niños y niñas jugando en la calle”

El paseo sigue hasta la Sinagoga Karaíta, que también se puede visitar, y luego continúa hasta la calle HaTamid para disfrutar de una vista maravillosa de la plaza del Muro Occidental.

Finalmente, se llega a la plaza Batei Mahse. Hay varias cosas que ver allí, pero la favorita del escritor es una placa que contiene las palabras del profeta Zacarías: “Ancianos y ancianas se sentarán una vez más en las calles de Jerusalén, cada uno con su bastón en la mano debido a la edad avanzada, y las calles de la ciudad se llenarán con niños y niñas jugando en la calle”. Se recomienda ir durante el horario extraescolar, para ver el cumplimiento de esta profecía.

2. El fantástico pueblo de Ein Kerem

Este atractivo y pintoresco pueblo, ubicado en las montañas de Judea, tiene su propio encanto distintivo, a pesar de que se encuentra dentro del municipio de Jerusalén.

El autor recomienda una caminata de hasta tres horas, que comienza en el monte Herzl (la última parada del tren ligero) y desciende por el valle de Ein Kerem en el bosque de Jerusalén.

Una de las muchas calles coloridas y pintorescas de Ein Kerem.
Una de las muchas calles coloridas y pintorescas de Ein Kerem.

Los cristianos hallarán de interés las iglesias en Ein Kerem relacionadas con Juan el Bautista, ya que aquí es donde nació y creció el apóstol

Los cristianos hallarán de interés las iglesias en Ein Kerem relacionadas con Juan el Bautista, ya que aquí es donde nació y creció el apóstol. Otro atractivo son los talleres de artesanos que marcan las hermosas calles de Ein Kerem (también deletreado Ein Karem).

Tras dejar el bosque, la caminata llega al Camino Ein Kerem, que es la carretera principal del pueblo y alberga talleres y galerías. Luego, hay que visitar el Manantial de María. Desde aquí, se pasa por calles estrechas y coloridas, con más galerías e impresionantes vistas del lado opuesto del valle.

En lugar de una larga caminata cuesta arriba, se puede tomar un corto viaje en autobús de regreso al monte Herzl.

3. Shvil HaMaayanot (Sendero de los Manantiales) y Memorial Yad Kennedy

Esta caminata es sencilla pero dura casi tres horas y recorre la cresta de una montaña. Es una de las más populares en las montañas de Judea.

El punto de partida está a 15 minutos a pie del Centro Médico Hadassah Ein Kerem, por lo que es fácilmente accesible en transporte público desde Jerusalén.

Una vista panorámica de las montañas de Judea desde el Sendero de los Manantiales.
Una vista panorámica de las montañas de Judea desde el Sendero de los Manantiales.

Hay vistas maravillosas sobre el arroyo Sorek y las montañas de Judea. También hay una serie de pequeñas piscinas a lo largo del camino (de ahí su nombre) alimentadas por manantiales subterráneos y en las que se puede nadar.

A la mitad del recorrido, es posible llegar hasta el Memorial Yad Kennedy, un impresionante monumento a John F. Kennedy

La caminata comienza en el estacionamiento del bosque Aminadav.

A la mitad del recorrido, es posible llegar hasta el Memorial Yad Kennedy, un impresionante monumento a John F. Kennedy. Puede hacerse a lo largo de la carretera principal o en un sendero un poco desafiante.

Yad Kennedy, un monumento a John F. Kennedy, el 35º presidente de los Estados Unidos en Jerusalén
Yad Kennedy, un monumento a John F. Kennedy, el 35º presidente de los Estados Unidos en Jerusalén.

El monumento tiene la forma del tocón de un árbol para simbolizar su vida truncada. Desde la colina, Arnold Slyper sugiere mirar hacia Emek Refaim, con el objeto de tener vistas aún más espléndidas.

La caminata regresa a lo largo de un sendero en jeep y desciende de regreso a Ein Tamar, a través de un espléndido valle. Desde Ein Tamar, hay que volver sobre los pasos hasta el punto de partida.

Fuente: ISRAEL21c.

Archivado en:

Los israelíes celebran Yom Ha'atzmaút, el Día de la Independencia. iStock

Relacionado

El estado de Israel cumple 72 años

La ciudad cananea de Laquis es mencionada en la Biblia pero no su templo. The Times of Israel.

Relacionado

Descubren en Israel un templo cananeo de hace 3.200 años

Una excavación de la IAA en las laderas del barrio de Arnona, en Jerusalén, descubrió un complejo administrativo de hace 2.700 años. (Yaniv Berman, Autoridad de Antigüedades de Israel)

Relacionado

Descubren un gigantesco complejo del reino de Judá en Jerusalén

Nuestros destacados