El turismo se adapta a Instagram

En Xiapu, un pequeño pueblo de China, el turista es testimonio de bucólicas postales, pescadores con redes de pesca antiguas, granjeros usando herramientas milenarias o mujeres con vestimentas típicas. Aunque parezca la fotografía perfecta, en realidad, nada es real, es un decorado.

El turismo en Xiapu, un pueblo tematizado, se ha multiplicado en los últimos años.
El turismo en Xiapu, un pueblo tematizado, se ha multiplicado en los últimos años.

Este pequeño condado chino ha basado gran parte de su estrategia turística en crear espacios temáticos para goce y disfrute del turista. "Está muy orientado a las redes sociales y a que todo sea muy fotografiable y muy impactante, para que llame a la publicación en redes sociales", afirma Pablo Díaz, profesor de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC y experto en turismo.

Sus habitantes ofrecen sesiones con modelos, atrezo y excursiones para conseguir la foto perfecta, algo que les ha funcionado, sobre todo en cifras turísticas. Según The New York Times, entre 2008 y 2019 la cantidad de turistas que visitaban la región se multiplicó por diez, de acuerdo con las estadísticas oficiales.

"Este tipo de turismo no es novedoso, ya existen muchos destinos que ofrecen lo que es conocido como museos vivientes al aire libre como el Colonial Williamsburg en EEUU o el Norsk Folkemuseum en Noruega"

"Este tipo de turismo no es novedoso, ya existen muchos destinos que ofrecen lo que es conocido como museos vivientes al aire libre como el Colonial Williamsburg en EEUU o el Norsk Folkemuseum en Noruega", considera Díaz. Algunos se tematizan temporalmente, como, por ejemplo, Laponia u otros países del norte de Europa durante las Navidades, mientras que el pueblo de los Pitufos (Júzcar, en la provincia de Málaga) está completamente tematizado de azul para conseguir turistas.

La estrategia turística de este condado chino está dirigida a las redes sociales.
La estrategia turística de este condado chino está dirigida a las redes sociales. Foto: IStock.

Lo cierto es que viajar a un destino que sea "instagrameable" gusta. Según un informe de eDreams, los españoles son los europeos que más postureo hacen en redes sociales, ya que más de la mitad (55%) afirma tener en cuenta el potencial "instagrameable" de su destino antes de elegirlo, superando en 11 puntos la media global. Según este estudio global, que contó con más de 8.000 viajeros de España, Reino Unido, Portugal, Italia, Alemania y Francia, en el ámbito europeo los que más valoran el potencial "instagrameable" del viaje son, en primer lugar, los italianos, seguidos de los españoles, y los que menos, los británicos.

Cómo es este turista

"Puede tener varios objetivos: el histórico o antropológico, es decir, conocer las formas de vida de otras sociedades antiguas; el del arte, a través de las caracterizaciones y las formas de vestir, o el que solo quiere mostrar una foto bonita de su destino", explica Díaz.

Hay empresas que ofrecen servicios como el alquiler de un jet privado de lujo (que no vuela) para fotografiarse dentro, publicarlo y mostrarlo al mundo

Según el estudio de eDreams, es el público más joven, los mileniales, el que más elige su destino sobre la base del potencial "instagrameable" que ofrece (69 %), en comparación con los baby boomers (40 %). Pero no solo hay "destinos tematizados", también hay empresas que ofrecen servicios como el alquiler de un jet privado de lujo (que no vuela) para fotografiarse dentro, publicarlo y mostrarlo al mundo.

Pescadores trabajando en el  barro en Xiapu.
Pescadores trabajando en el barro en Xiapu. Foto: IStock.

"Un exceso de tematización puede llevar a cierta homogeneidad obligada, por ejemplo, que los habitantes se vean obligados a vivir o mantener cierto atrezo para estar en línea con el destino", advierte Díaz.

En Xiapu, por ejemplo, la mayoría de los habitantes son jubilados y consiguen sacar un extra con estos trabajos, ya sea como modelos, guías o atrecistas. En un mundo cada vez más globalizado, son muchas las áreas turísticas que han perdido su autenticidad y genuinidad, sobre todo las urbanas. "Puede ser una tendencia de futuro que haya destinos que representen o mantengan modos de vivir supuestamente auténticos como un modo de preservar estos estilos de vida y paisajes que, de otra forma, estarían en peligro por las tendencias globalizadoras y de las grandes multinacionales", concluye Díaz.

Archivado en:

Nuestros destacados