Turquía suma cinco sitios más a la Lista Tentativa del Patrimonio de la Humanidad

El Mercado de Kemeralti, la Ciudad Histórica de Beypazari, el Área Arqueológica de Karatepe-Aslantaş, el Valle de Koramaz y el Castillo de Zerzevan-Mithreaem han sido incluidos en la lista tentativa de la UNESCO.

Mundo Geo

Castillo de Zerzevan, construido en el siglo IV como base militar en la ruta comercial entre Amed y Mardin.
Castillo de Zerzevan, construido en el siglo IV como base militar en la ruta comercial entre Amed y Mardin.

Tres años. Ese es el tiempo que tiene ahora Turquía para lograr que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) incluya estos nuevos sitios en el listado permanente de los sitios Patrimonio de la Humanidad. De sumar estas nuevas incorporaciones, Turquía contaría con 87 sitios en tan privilegiada lista.

“El proceso real para el área histórica comienza ahora. Todas las partes interesadas de la ciudad ahora necesitan estar aún más atadas. Esta noticia nos hizo muy felices ahora que hemos pasado por tiempos difíciles. Tenemos alrededor de 3 años para ingresar a la lista permanente. Este proceso contribuirá mucho tanto a esta área como a Izmir”, ha declarado Uğur Yüce, miembro del Comité Ejecutivo de TARKEM, en relación al reconocimiento del Mercado histórico de Kemeraltı.

Los cinco nuevos lugares incluidos en la Lista Tentativa del Patrimonio de la Humanidad son el Mercado de Kemeralti, la Ciudad Histórica de Beypazari, el Área Arqueológica de Karatepe-Aslantas, el Valle de Koramaz y el Castillo de Zerzevan-Mi-threaem.

El mercado de Kemeralti

El Mercado histórico de Kemeralti es uno de los lugares con más historia del distrito de la ciudad de Esmirna. Sus orígenes se remontan al siglo XVII. El mercado comenzó con la construcción de la mezquita de Hisar en el año 1592, uno de los mejores ejemplos de la arquitectura otomana en Esmirna. 

Mercado de Kemeralti, en Esmirna
Mercado de Kemeralti, en Esmirna. iStock

El mercado comenzó a gestarse entre los años 1650 y 1670 en algunos lugares de la bahía, aunque su auge llegó en el siglo XVIII, cuando comenzó a ser ampliamente usado por los otomanos como centro para la exportación y el comercio. Un edificio que está considerado como el mismo corazón del Mercado de Kemeralti es la posada de Kızlarağası Hanı, uno de los muchos lugares para alojarse que se encontraban repartidos por los caminos de la Ruta de la Seda, y que conserva buena parte de su antiguo y tradicional aspecto.

La Ciudad Histórica de Beypazari

Beypazarı es una ciudad de Turquía situada a unos 100 km al oeste de la ciudad de Ankara. La historia de esta ciudad se remonta miles de años. Desde los tiempos del Imperio romano, la ciudad gozó de una gran prosperidad gracias a su privilegiada ubicación en plena ruta comercial entre los Balcanes, el Caúcaso e Irán a través de la antigua Constantinopla. 

Beipazari se encuentra a unos 100 kilómetros de Ankara. iStock
Beypazari se encuentra a unos 100 kilómetros al oeste de Ankara. iStock

La ciudad fue consquistada a los bizantinos por los turcos selyúcidas en el siglo XII. Se dice que Gazi Gündüzalp, el abuelo de Osmán I, fundador del estado otomano, está enterrado en el cercano pueblo de Hirtakepe.

En la actualidad Beypazari es un destino turístico muy popular en Turquía gracias a sus edificios de época otomana y su excelente gastronomía

Área arqueológica de Karatepe-Aslantas

Karatepe-Aslantas está situada a 40 kiómetros al noreste de Osmaniye, al sudeste de la región mediterránea. La zona ha estado habitada desde hace 4.000 años. En ella se establecieron los hurritas, una sorprendente mezcla de culturas del Cercano Oriente, con componentes hititas, arameos y fenicios.

Área arqueológica de Karatepe Aslantas. iStock
La ciudad de Karatepe fue construida en el siglo VII antes de nuestra era. Se la conoció como Aslantas, el león de piedra. iStock

La mejor expresión de esta cultura se ha encontrado en Karatepe, una ciudad que fue construida en el siglo VII a. de C., luego conocida como Aslantas, el león de piedra. Para saberlo todo acerca de esta historia se construyó el Museo al Aire Libre compuesto por ruinas como las esculturas de leones al norte y sur entre Karatepe y Aslantas, y otras que pueden verse en Domuztepe, en la orilla opuesta del Ceyhan.

La mayor parte han sido restauradas, pero lo más interesante son los jeroglíficos hititas y los mosaicos romanos como los que se encontraron cerca de Pinarozu y que por sus colores son considerados únicos en el mundo. 

Valle de Koramaz 

El valle de Koramaz está situado dentro de los límites de la moderna provincia de Kayseri, en el centro de Anatolia. El valle es una fractura sísmica de 12 kilómetros de largo y se extiende de este a oeste. Parte de las aguas superficiales forman sus propios valles mientras otras se sumergen en el subsuelo elevándose a la superficie en forma de manantiales.

Valle de Koramaz, en el centro de Anatolia.
Valle de Koramaz, en el centro de Anatolia. El entorno alberga siete asentamientos únicos.

El entorno alberga siete asentamientos únicos de la época antigua, donde la estructura típica del valle y la vida cotidiana continúan de forma armoniosa. Palomares, columbarios, mausoleos, túmulos, estructuras de defensa subterráneas, cuevas, templos e iglesias rupestres talladas en la roca, son algunas estructuras que se pueden ver en el valle, estructuras que se remontan al primer milenio, especialmente durante el cual surgieron las luchas paganas-cristianas en el Imperio Romano.  

Castillo de Zerzevan-Mi-threaem

El Castillo de Zerzevan, cuyo nombre en latín es Samachi, está situado en el distrito de Çinar y fue construido en el siglo IV por el Imperio Romano de Oriente como base militar en la antigua ruta comercial entre Amed (entonces Amida) y la vecina provincia de Mardin y fue utilizado hasta el siglo VII. Debido a su ubicación, el castillo jugó un papel clave, ya que la zona entre el Imperio Romano y el Imperio Sasánida iraní marcó la intersección de las culturas occidentales y orientales. Se fundaron ciudades cuartel en lugares estratégicamente importantes.

El castillo de Zerzevan marcó la intersección entre las culturas occidentales y orientales. iStock
El castillo de Zerzevan marcó la intersección entre las culturas de Oriente y Occidente. iStock

Las excavaciones arqueológicas realizadas a partir de 2014 revelaron no solo las típicas estructuras defensivas, sino también la existencia de estructuras subterráneas, entre ellas una gran sala y un Mitraeum, un templo del culto a Mitra, que se había extendido en el Imperio Romano desde el siglo I d.C. Sin embargo, es controvertido si el culto romano a Mitra se desarrolló a partir de una corriente lateral del zaratustrismo o es un neologismo romano sincretista.