Qué ver en Atenas: las 8 mejores atracciones

¿Estás pensando en viajar a Grecia y te preguntas qué ver en su capital, Atenas? Te dejamos ocho atracciones turísticas de obligada visita en esta impresionante ciudad.

Elena Lozano

Si te preguntas qué hacer en Atenas. La Acrópolis es una visita obligada.
Si te preguntas qué hacer en Atenas. La Acrópolis es una visita obligada.

Atenas, la capital de Grecia es uno de los destinos más populares de los viajeros de todo el mundo. Y no es de extrañar, porque la ciudad tiene una historia de 3.000 años, una rica cultura y alberga algunas de los monumentos más sobresalientes de Europa.

Desde la Acrópolis y otros ejemplos de la Grecia Clásica como el Ágora o el Templo de Zeus, hasta los restos de la época romana, sus iglesias bizantinas, barrios tradicionales llenos de vida como Plaka o Anafiotika, museos llenos de historia y arte, una gastronomía de primera o la ciudad más moderna, harán que un viaje a Atenas se convierta en una experiencia inolvidable. Os dejamos 8 visitas que son un ejemplo de todo ello.

1 La Acrópolis

La Acrópolis de Atenas.
La Acrópolis de Atenas es una visita obligada para cualquiera que visite Atenas. Foto: IStock.

No hay duda, la Acrópolis es una visita obligada para cualquiera que se acerque a Atenas. No es solo un sitio histórico, es el origen de la ciudad y de toda una cultura. Hay que tomarse su tiempo ante la magnitud del lugar, por lo que se aconseja planear, al menos, cuatro horas o más aquí.

Se recomienda comenzar la visita subiendo la colina, deteniéndose en el Teatro de Dionisio antes de recorrer los numerosos templos y finalmente hacia el Partenón

Se recomienda comenzar la visita subiendo la colina, deteniéndose en el Teatro de Dionisio antes de recorrer los numerosos templos y finalmente hacia el Partenón.

El entorno es de una majestuosidad tal que seguro pone la piel de gallina.

2 Ver la ciudad desde sus principales miradores

Atenas es impresionante y una de las mejores cosas que hacer es verla desde sus miradores. Os dejamos dos de ellos: el mirador Filopappo está ubicado a unos metros de la Acrópolis, se contemplan unas bellísimas vistas de la ciudad. Se puede subir fácilmente caminando en unos diez minutos.

Vista del Partenón en la Acrópolis ateniense y el Monte Lycabettus, desde la colina Filopappou en Atenas, Grecia.
Vista del Partenón en la Acrópolis ateniense y el Monte Lycabettus, desde la colina Filopappou en Atenas, Grecia. Foto: IStock.

Por su parte, Licabeto es el monte preferido de muchos, gracias a su gran altura, desde aquí se tiene una vista de 360° de toda la ciudad (si la contaminación lo permite), incluida la Acrópolis. Se puede subir a pie, aunque es cansado, se recomienda mejor hacerlo en taxi.

3 Plaka y Anafiotika

Bordeando la Acrópolis, está Plaka, un barrio de Atenas con edificios de colores, calles adoquinadas y bonitas callejuelas que hacen que Plaka sea extremadamente fotogénico.

Plaka es un bonito y animado barrio muy cerca de la Acrópolis.
Plaka es un bonito y animado barrio muy cerca de la Acrópolis. Foto: IStock.

Además, aquí, justo al lado de la Plaza Monastiraki, se encuentran la Ágora Romana y la Biblioteca de Adriano, y paseando por sus calles hay pequeñas iglesias. No hay que perderse la pequeña calle Mniskleous, famosa por su escalera con terrazas de restaurantes. Ideal para hacer una foto o tomarte un café.

El barrio de Anafiotika es otro vecindario con un ambiente de pueblo donde se puede disfrutar de una buena comida tradicional griega

También escondido en las laderas al norte de la Acrópolis está el barrio de Anafiotika, otro vecindario con un ambiente de pueblo donde se puede disfrutar de una buena comida tradicional griega. Sus sinuosas calles medievales también invitan a ser exploradas sin prisas.

4 Ágora antigua

El Ágora se compone de los edificios y cimientos donde los comerciantes trataban con sus clientes.

Torre de los Vientos en el ágora romana de Atenas construida en el siglo II a.C.
Torre de los Vientos en el ágora romana de Atenas construida en el siglo II a.C. Foto: IStock.

Ocupaba un espacio de unos 100 metros cuadrados e incluía el mercado central, diversos comercios, y las letrinas públicas. En la actualidad, quedan pocos elementos del recinto, aparte de varias columnas y ruinas. El único edificio que se mantiene en pie es la Torre de los Vientos, una construcción que hacia las funciones de reloj público solar e hidráulico.

5 Museo Arqueológico Nacional

En un edificio neoclásico de finales del siglo XIX, se encuentra el Museo Arqueológico Nacional de Atenas, uno de los mejores museos de Grecia y una de las principales referencias mundiales en el ámbito de la arqueología.

Abierto al público en 1891, ha sufrido numerosas vicisitudes hasta llegar a su configuración actual

Vista panorámica del Museo Arqueológico Nacional.
Vista panorámica del Museo Arqueológico Nacional. Foto: IStock.

Exhibe gran cantidad de objetos y piezas halladas en el país pertenecientes al neolítico, al arte cicládico, al micénico, a la Grecia clásica y al período romano. Abierto al público en 1891, ha sufrido numerosas vicisitudes hasta llegar a su configuración actual. La más llamativa de ellas fue durante la Segunda Guerra Mundial, cuando se enterró y dispersó la colección que albergaba en su interior para protegerla.

6 Biblioteca de Adriano

Situada en el interior del recinto arqueológico del Ágora romana, la Biblioteca de Adriano forma parte del enorme legado que el emperador romano dejó a su paso, no solo por Atenas, sino por buena parte de Grecia. Fue construida como un edificio multifuncional en el año 132, con unas dimensiones en la planta que, según las fuentes, iban de 118 a 122 metros de largo, por 78 a 82 metros de ancho.

Biblioteca de Adriano. En su interior se hallaba una considerable colección de libros.
Biblioteca de Adriano. En su interior se hallaba una considerable colección de libros. Foto: IStock.

En su interior se hallaba una considerable colección de libros. Además, desempeñaba las funciones de sala de lectura y como centro de reuniones, e incluso podría haber albergado una pequeña piscina o estanque, que sería sustituido años más tarde por una primitiva iglesia cristiana.

La formidable fachada oeste, con sus columnas corintias, constituye la imagen más representativa de una biblioteca que había caído en el olvido años atrás

La formidable fachada oeste, con sus columnas corintias, constituye la imagen más representativa de una biblioteca que había caído en el olvido años atrás. Fue restaurada a mitad del siglo XX, tras las obras de excavación realizadas en la zona, y está orientada al barrio de Monastiraki.

Precisamente, la estación de metro de Monastiraki se encuentra a escasos metros de la Biblioteca.

7 Templo de Zeus olímpico

Entre la Acrópolis y el rio Ilisos encontramos el templo de Zeus Olímpico, uno de los mayores templos del mundo antiguo. Su construcción comenzó en el S.VI d. C y fue terminado por el emperador romano Adriano, que lo inauguró en los años 131 y 132 d. C. En el templo se encontraban dos enormes estatuas de marfil de Zeus y del emperador Adriano.

El templo de Zeus olímpico con la Acrópolis al fondo.
El templo de Zeus olímpico con la Acrópolis al fondo. Foto: IStock.

Edificado en mármol del pentélico, contaba con una longitud de 96 metros en sus lados, cuarenta metros en las caras orientales y occidentales y poseía 104 columnas de estilo corintio de diecisiete metros de altura, de las cuales quince pueden verse aún hoy en día.

8 Estadio Panatenaico

El único estadio construido completamente de mármol, el Estadio Panatenaico ha sido la pieza central para albergar numerosos juegos a lo largo de la historia. Originalmente fue construido para los Juegos Panatenaicos (de ahí el nombre), y luego sirvió como una de las sedes de los Juegos Olímpicos en 1896 y nuevamente en 2004.

El Estadio Panatenaico ha servido como sede de diversos juegos olímpicos.
El Estadio Panatenaico ha servido como sede de diversos juegos olímpicos.

La mejor parte de visitar este estadio histórico es que puedes caminar por las gradas y pasear por la pista. También se permite recorrer el túnel que conduce a las cámaras subterráneas donde se alojaban los atletas antes de competir. En las entrañas de este monumento hay un pequeño museo, que muestra gran parte de la historia del estadio.

Archivado en:

Vista de la Acrópolis de Atenas, en Grecia. Foto: IStock.

Relacionado

La Acrópolis de Atenas, diez hechos que quizás desconozcas

Los mejores vídeos